Propuestas para el PAS

La necesaria modernización de nuestra universidad solo podrá llevarse a cabo con el compromiso activo de nuestro personal de administración y servicios. El PAS constituye casi la mitad de la plantilla y su participación en la gobernanza, en la estrategia y en el desarrollo de las iniciativas institucionales es absolutamente imprescindible para un funcionamiento equilibrado de la universidad. Necesitamos impulsar un proyecto del que el PAS se sienta parte importante, con el que recuperen la ilusión, que respete su autonomía, permita mejorar su carrera profesional y adquirir mayor protagonismo en el rumbo de la UNED.

La trayectoria de los últimos años y especialmente la parálisis a la que han conducido las últimas medidas adoptadas en el sistema de gobernanza de la administración, han extendido el desánimo entre el PAS. Se ha pretendido modificar el diseño de la carrera profesional, las metodologías disponibles y la tipología de los servicios sin atender a consideraciones básicas como la planificación de las necesidades de futuro de la institución o la corrección de los desajustes en la estructura de la plantilla. Esta deriva hace que la UNED cuente hoy en día con unos servicios demasiado burocratizados, un personal desmotivado y un esfuerzo excesivo dedicado a tareas en muchos casos mal planteadas.

Por otra parte, la simplificación de procesos que proponemos para toda la universidad repercutirá, indudablemente, en la mejora de las condiciones de trabajo del PAS, tanto como del PDI. Por ejemplo, las medidas propuestas para las asignaturas de TFM, como la automatización de procesos mecánicos relacionados con los actos de defensa, reducirán el actual exceso de carga de trabajo para el personal de posgrados y apoyo a los departamentos. Igualmente, las medidas de apoyo a la investigación redundarán en beneficio del personal de administración vinculado al vicerrectorado de investigación, etc.

Para un proyecto universitario con futuro es fundamental aprovechar e impulsar el conocimiento interno de la institución, por ello captar y retener el talento del PAS es muy importante para la UNED. Nuestro enfoque pasa por hacer que la universidad sea atractiva para el desempeño de los profesionales de la administración y servicios. De manera que puedan aportar su conocimiento y experiencia, se encuentren adecuadamente valorados y fortalezcan su implicación con el desarrollo de la universidad.

Presentamos a continuación algunas de las medidas orientadas al logro de esos fines.

  • La Relación de Puestos de Trabajo (RPT) es el principal instrumento de gobernanza del PAS para regular la estructura orgánica, económica y administrativa de la universidad. Llevar a cabo nuestro proyecto de universidad requiere adecuar la RPT a las nuevas necesidades estratégicas de la institución. Proponemos renovar la actual RPT de manera transparente y contando con la participación del propio personal de administración y servicios y sus órganos de representación, con una doble finalidad:
    • Dotar a la universidad de una estructura adecuada a sus nuevos objetivos estratégicos, potenciando una serie de áreas y reajustando otras que han visto reducido su papel.
    • Mejorar las condiciones de trabajo del PAS, con nuevas posibilidades de desarrollo de su carrera profesional.
  • La acción de gobierno del último año, que se inició con la propuesta de una nueva Estructura Orgánica de la UNED, avanza, en nuestra opinión, en una vía contraria a los intereses presentes y futuros de la UNED, tanto estratégicamente —al adscribir a los vicerrectorados y decanatos todas las unidades administrativas, y no solo las secretarías— como a nivel laboral —porque limita la autonomía del PAS respecto a los órganos unipersonales de gobierno—. Por el contrario, nuestra propuesta parte de la definición de unos objetivos estratégicos bien definidos, para mejorar los procesos esenciales para el funcionamiento de la universidad. La planificación de procesos, metodologías y marcos donde se desarrollan las tareas y servicios del PAS, con los matices y añadidos que sean necesarios, debe ser más simple y eficiente, de manera que podamos aumentar tanto la calidad de nuestro servicio al estudiante, como la satisfacción del personal de administración en su jornada laboral.
  • Se facilitará la promoción interna del personal de administración y servicios mediante la convocatoria de concursos periódicos, con calendario, baremo público y plazo máximo de resolución, para las plazas cubiertas en comisión de servicios y las necesidades que surjan de los nuevos objetivos. Específicamente, la política de plantilla del PAS se orientará para resolver los tres principales problemas identificados:
    • El déficit en puestos de grupos superiores (A1/A2 del personal funcionario, 1 del personal laboral), cuya proporción actual en la UNED es notablemente inferior a la media del sistema universitario.
    • La ausencia de promociones y de reconocimiento de las funciones asumidas en numerosos puestos.
    • La consolidación del personal interino y eventual tal como ha propuesto, con coste cero, el Ministerio de Hacienda para cumplir con las exigencias europeas.
  • Paralelamente se llevará a cabo una planificación de recursos humanos que será evaluada periódicamente para que responda a las necesidades reales de prestación de servicios en la UNED. Revisaremos los procesos administrativos generales de la universidad, considerando el trabajo ya avanzado, con el fin de mejorar su adecuación, tanto en los que afectan a la vida académica de los estudiantes, como a la gestión de la investigación y la transferencia.
  • En línea con nuestra apuesta por una mayor profesionalización de la gestión en la UNED, defendemos una progresiva supresión de cargos docentes dedicados a tareas administrativas. Proponemos la incorporación del PAS a las mismas, en consideración a la formación que se le ha exigido para el acceso a sus puestos de trabajo.
  • En cuanto a la negociación del techo de plantilla, mientras sigamos solicitando más personal para seguir haciendo lo mismo, nuestras posibilidades de éxito serán las que hasta ahora hemos conseguido: como máximo, una promesa de reposición de efectivos. Por el contrario, nuestra propuesta es negociar con el Ministerio, pero también con los grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados que han de aprobar el presupuesto estimativo de la UNED, una oferta de plazas justificada por un cambio integral en los servicios prestados por la UNED a la sociedad, acorde con el momento actual, con una RPT ajustada a esas necesidades.
  • En una administración moderna, los complementos de productividad cumplen un papel importante en la motivación del personal. Nuestra propuesta pasa por establecer objetivos con indicadores que sirvan de guía a la gestión, acordes con el nuevo modelo de universidad. Los servicios administrativos serán los encargados de facilitar los datos necesarios, orientando al equipo de gobierno en la toma de decisiones. Esto permitirá distribuir de forma objetiva y transparente los complementos de productividad en función del desempeño individual.
  • Para conseguir nuestros objetivos estratégicos, necesitamos conocer mejor el talento y las capacidades de las personas que constituyen nuestra plantilla. Proponemos utilizar como herramienta el currículum del PAS, que será de utilidad para conocer los perfiles profesionales del personal de administración y servicios de la UNED, tanto en la sede central como en los centros asociados.
  • En paralelo con las medidas anteriores, se diseñará un plan formativo para el PAS que permita suplir las carencias que actualmente pueda presentar nuestra plantilla para afrontar los retos que los nuevos tiempos en la enseñanza a distancia nos obligan a afrontar. En este plan formativo se tendrán en cuenta las necesidades del PAS de centros asociados y de apoyo en el extranjero.
  • Se fomentará la participación del PAS en la elaboración del mapa de servicios tecnológicos de la universidad, en el diseño y desarrollo de las aplicaciones informáticas para la gestión administrativa, y en aquellas funcionalidades relacionadas con la producción de cursos y materiales de apoyo a la docencia.
  • La selección de la persona que ocupe cargos de confianza, como la Gerencia, o la dirección del CTU, se realizará mediante concurso de méritos entre candidatos internos y externos, de modo que prevalezcan los principios de transparencia, capacidad y mérito.