Propuestas para centros asociados y centros de apoyo

El futuro de los Centros Asociados, que siguen constituyendo la principal ventaja diferencial de la UNED, se está viendo afectado en los últimos años por cambios legales y metodológicos. Tenemos que reformular y actualizar su papel con urgencia para devolverles su decisiva función como centros de recursos para el aprendizaje y la investigación, además de potenciar su papel como focos de promoción cultural y profesional en su entorno.

En los últimos cinco años, los centros asociados han pasado por un proceso generalizado de reforma estatutaria llevado a cabo sin la transparencia necesaria hacia la comunidad universidad, teniendo en cuenta la magnitud del cambio. La mayoría de los centros han pasado de ser regidos por patronatos a depender de consorcios, en los cuales la presencia de la UNED es mayoritaria; por lo tanto, es la UNED la responsable principal de su gestión y de garantizar su viabilidad. Este cambio tan importante para nuestra universidad se ha realizado sin prever ningún mecanismo de integración en nuestra estructura general, ni un plan estratégico que sirva de marco.

Nos proponemos convertir los centros asociados en puntos de encuentro, no sólo entre estudiantes, sino entre la UNED y la sociedad, fomentando el desarrollo de proyectos que incluyan servicios a la ciudadanía, incrementando la visibilidad de sus actividades e integrándolas en las de la UNED, y facilitando el conocimiento de la UNED en las Comunidades Autónomas. Las principales propuestas para conseguirlo son:

  • Elaboración de un plan de acción global para los centros asociados de la UNED, que ponga el foco en garantizar una prestación de servicios básicos, evitando la proliferación de superestructuras en un momento en que las herramientas de comunicación facilitan el flujo de la información a todos los componentes del sistema. El plan director de centros asociados fijará la estrategia que seguiremos en la prestación de servicios y la coordinación de acciones con la sede central. Será elaborado con implicación directa de los propios centros asociados, como mejores conocedores de su realidad local, y contará necesariamente con su colaboración para su desarrollo y evaluación. El objetivo es fijar la nueva hoja de ruta para los centros en esta nueva etapa de mayor integración funcional con el conjunto de la universidad.
  • En el contexto de esa mayor integración funcional, y de acuerdo con las medidas que proponemos para el PDI y los profesores tutores, se establecerán los mecanismos necesarios para armonizar mejor la participación de los profesores tutores en la docencia de las asignaturas. Las retribuciones de estos profesores tutores, cuyo ámbito de actuación docente será el conjunto del alumnado, y no solo los matriculados en un determinado centro asociado, no sobrecargarán la financiación que el centro obtiene de las entidades locales y autonómicas, sino que se detraerán de las partidas presupuestarias que la UNED transfiere al centro asociado.
  • Se diseñará una cartera de servicios básicos para los centros de la UNED, dotado de flexibilidad para adaptarse a las necesidades de cada territorio. El objetivo del catálogo de servicios será ordenar la actual oferta existente y poner en valor nuevas prestaciones que deben contar crecientemente en su diseño y desarrollo con la colaboración de los servicios centrales.
  • Fomentaremos la presencia de los estudiantes de la UNED en los centros asociados, no solo mediante una actualización de la función tutorial que incluya la incorporación de metodologías activas y colaborativas para el desarrollo de destrezas prácticas, sino también facilitándoles un mapa de recursos que cubra la totalidad de nuestra oferta formativa, de manera que no solo los estudiantes de grado, sino también los de máster y formación continua puedan acudir al centro en busca de apoyo a su tarea de estudio, de forma plenamente integrada con el nuevo modelo metodológico de la UNED. En línea con las propuestas para los estudiantes, también los alumni tendrán una presencia destacada en la definición de los nuevos servicios.
  • Los centros contarán con la implicación directa y el apoyo continuo del equipo de gobierno de la UNED en las negociaciones con las entidades locales que contribuyen a financiar los centros asociados. Específicamente, la cartera de servicios de nuevo tipo de los centros, incorporará ámbitos de acción que se llevarán a cabo conjuntamente entre la sede central y el centro asociado, de manera que se expanda la capacidad de oferta de servicios en un doble sentido: los centros asociados podrán ofrecer servicios que vayan más allá del marco local, y la UNED podrá negociar con un mayor número de agentes sus actividades con una visión combinada a nivel nacional y local.
  • Se facilitará, a los centros que aún no dispongan de ellas, las herramientas para cumplir con los nuevas obligaciones en materia de auditoría y contabilidad derivadas del cambio estatutario. Desde la sede central se les acompañará en todo momento, prestando los servicios de consultoría y mediando con los agentes encargados de la auditoría en los casos necesarios.
  • Por lo que respecta al Personal de Administración y Servicios de los centros asociados, conviene recordar que constituye en muchas ocasiones el primer contacto físico de los estudiantes con la UNED y son una pieza clave en el sostenimiento de nuestra estructura territorial. Es imprescindible mejorar los canales de comunicación entre el PAS de los centros y el de la sede central. La carencia de una política general de atención específica a este personal por parte de los equipos de gobierno de la UNED ha sido una constante que requiere corregirse. La mejora de las condiciones de trabajo y la perspectiva de una carrera profesional para este personal redundará sin duda en una mejora de nuestros servicios al estudiante. Además, resulta imprescindible para mejorar nuestra presencia local y la coherencia del conjunto de nuestra oferta.
  • Teniendo en cuenta  su papel como agentes de enlace y uso privilegiado de nuestros servicio, es indispensable un plan de formación y vinculación para el PAS de centros asociados, en conexión estrecha con las actividades generales de formación general del PAS de la sede central, que permita mejorar su cualificación y, a la par, facilite la homogeneización de la información y el conocimiento de los mecanismos de difusión de la UNED. Este plan de formación y vinculación debe organizarse aprovechando las capacidades formativas a distancia de la UNED.
  • Por su parte, nuestra red de Centros en el exterior, que constituye un elemento clave para la internacionalización de la universidad, requiere urgentemente una decidida actualización e impulso. Del mismo modo que los centros asociados, los centros de apoyo deben ser centros de recursos de aprendizaje e investigación, polos de difusión de la oferta formativa de la UNED, y en áreas no hispanohablantes, centros universitarios de recursos y servicios de español como lengua extranjera (CURSELE). Su carta de servicios debe ser muy cercana a la que disfrutan los estudiantes en España, y además se habrán de generar oportunidades de inserción en la vida académica del país. Junto con la integración de las propuestas previstas para los centros asociados en España, nuestra propuesta a los centros en el extranjero incluye las siguientes especificidades:
    • Planificación de jornadas de acogida en cada centro, con el fin de que los estudiantes se conozcan entre sí y puedan crear grupos de trabajo y apoyo.
    • Coordinación de los viajes del profesorado para la supervisión de exámenes con la realización de actividades formativas y jornadas de divulgación. Proponemos que las plazas de tribunales de examen en el extranjero se asignen, en una convocatoria pública y competitiva, a los mejores proyectos de profesores UNED, valorando el interés para los estudiantes matriculados en el centro y también la implicación de universidades locales.
    • Búsqueda de formas de contratación estable y dignas para los equipos de dirección, en convenio con instituciones locales, de modo que puedan desarrollar y mejorar su actividad.