marerrouned

Por qué me presento

Por qué me presento

Hace un año participé en las elecciones a Rector/a de la UNED con un equipo y un proyecto de impulso institucional que fue ampliamente respaldado por la comunidad universitaria. El proyecto se basaba en un diagnóstico preciso de la difícil situación que vive la UNED, y planteaba un conjunto de medidas con las que superar los desajustes que nos impiden destacar entre las universidades de nuestro entorno y debilitan nuestro liderazgo entre las que ofrecen educación a distancia.

Tras poco más de un año, los desajustes que identificamos entonces no solo continúan afectando a nuestro día a día, sino que han aumentado, como consecuencia de las medidas impulsadas por el último equipo de gobierno. Considero que la causa principal de esa deriva es la ausencia de un proyecto institucional actualizado, acorde con nuestro tiempo, que permita a la UNED ofrecer el servicio de educación a distancia que requiere la sociedad de hoy.

Ante esa falta de proyecto, nuestros indicadores han continuado su senda negativa. En el último año la UNED ha perdido 10.000 estudiantes, que se suman a los 30.000 que abandonaron nuestra universidad desde 2013. Durante estos meses se ha presentado una relación de puestos de trabajo (RPT) del PAS elaborada sin consenso y que poco después quedó paralizada. En el ámbito académico se ha presentado, para suspenderse a continuación, una propuesta de modificación de nuestra metodología didáctica focalizada en detalles accesorios y que carecía del respaldo suficiente de expertos, de docentes y de estudiantes. Para el cálculo de la actividad académica se ha seguido empleando un sistema de puntos que nos aleja del resto de universidades y de la legislación europea —basada en las horas de dedicación a la docencia, la investigación y la gestión—, y que supone ampliar arbitrariamente el volumen de trabajo que debe asumir el profesorado. Por último, en el ámbito institucional continúa la indefinición sobre el papel que deben desempeñar elementos tan importantes para el modelo de nuestra universidad como los Profesores Tutores, los Centros Asociados o la Fundación de la UNED.

Ahora se abre un nuevo ciclo electoral que nos ofrece a todos la oportunidad de recuperar la ilusión: a la comunidad universitaria, al PDI, al PAS, a los Profesores Tutores y a los estudiantes, principales destinatarios de nuestros servicios. A conseguirlo me dedicaré las próximas semanas, con el objetivo de revalidar y ampliar el apoyo mayoritario que obtuvimos hace un año.

Como sabes, esta es una propuesta abierta y transversal que pretende atender las inquietudes de toda la universidad.
Para llevarla adelante necesitaré tu apoyo. Si quieres información sobre las formas de colaborar con la candidatura o conocer los detalles más recientes del programa electoral, no dudes en suscribirte a nuestro boletín. Para compartir personalmente tus impresiones sobre la universidad, sus necesidades y su futuro, puedes escribirme a 
MarreroUNED@gmail.com

Hace un año participé en las elecciones a Rector/a de la UNED con un equipo y un proyecto de impulso institucional que fue ampliamente respaldado por la comunidad universitaria. El proyecto se basaba en un diagnóstico preciso de la difícil situación que vive la UNED, y planteaba un conjunto de medidas con las que superar los desajustes que nos impiden destacar entre las universidades de nuestro entorno y debilitan nuestro liderazgo entre las que ofrecen educación a distancia.

Tras poco más de un año, los desajustes que identificamos entonces no solo continúan afectando a nuestro día a día, sino que han aumentado, como consecuencia de las medidas impulsadas por el último equipo de gobierno. Considero que la causa principal de esa deriva es la ausencia de un proyecto institucional actualizado, acorde con nuestro tiempo, que permita a la UNED ofrecer el servicio de educación a distancia que requiere la sociedad de hoy.

Ante esa falta de proyecto, nuestros indicadores han continuado su senda negativa. En el último año la UNED ha perdido 10.000 estudiantes, que se suman a los 30.000 que abandonaron nuestra universidad desde 2013. Durante estos meses se ha presentado una relación de puestos de trabajo (RPT) del PAS elaborada sin consenso y que poco después quedó paralizada. En el ámbito académico se ha presentado, para suspenderse a continuación, una propuesta de modificación de nuestra metodología didáctica focalizada en detalles accesorios y que carecía del respaldo suficiente de expertos, de docentes y de estudiantes. Para el cálculo de la actividad académica se ha seguido empleando un sistema de puntos que nos aleja del resto de universidades y de la legislación europea —basada en las horas de dedicación a la docencia, la investigación y la gestión—, y que supone ampliar arbitrariamente el volumen de trabajo que debe asumir el profesorado. Por último, en el ámbito institucional continúa la indefinición sobre el papel que deben desempeñar elementos tan importantes para el modelo de nuestra universidad como los Profesores Tutores, los Centros Asociados o la Fundación de la UNED.

Ahora se abre un nuevo ciclo electoral que nos ofrece a todos la oportunidad de recuperar la ilusión: a la comunidad universitaria, al PDI, al PAS, a los Profesores Tutores y a los estudiantes, principales destinatarios de nuestros servicios. A conseguirlo me dedicaré las próximas semanas, con el objetivo de revalidar y ampliar el apoyo mayoritario que obtuvimos hace un año.

Como sabes, esta es una propuesta abierta y transversal que pretende atender las inquietudes de toda la universidad.
Para llevarla adelante necesitaré tu apoyo. Si quieres información sobre las formas de colaborar con la candidatura o conocer los detalles más recientes del programa electoral, no dudes en suscribirte a nuestro boletín. Para compartir personalmente tus impresiones sobre la universidad, sus necesidades y su futuro, puedes escribirme a 
MarreroUNED@gmail.com

firma4

Carmen Victoria Marrero Aguiar
Catedrática de Lengua Española, UNED.

Carmen Victoria Marrero
Catedrática de Lengua Española, UNED.

Acepto la política de privacidad